El ajo... ideal para la circulación